Pitbulls, una raza peligrosamente tierna

La raza de perros, Pitbull, ha sido trivializada como una raza peligrosa y es que su aspecto de chico malo puede asustar hasta al más valiente. Pero su mala reputación viene en realidad de las películas, series televisivas y hasta de noticieros donde se muestran como perros agresivos, usados para proteger mansiones o como mascotas de comerciantes del mercado negro y personas que les gusta el poder y la agresividad. Y donde lamentablemente son usados como animales para pelear.

Sin embargo, no hay que olvidar que los animales, en especial los perros, son individuos que pueden atacar en cualquier momento que se vean amenazados; y no se trata de una reacción exclusiva de una raza en particular. Es entonces el aspecto adulto del pitbull el que ha hecho que las personas lo muestren como un animal sumamente agresivo.

Ya habrás escuchado también de otras razas de perros que se consideran igualmente peligrosas para los humanos, pero todo se resume en prejuicios a su aspecto, a lo que se muestra en los medios televisivos y a mitos y creencias. Estos animales pueden ser tan tiernos, juguetones y cariñosos como lo es la raza más pequeña de todas, como también los tipos de perros más pequeños pueden se agresivos y atacar a personas extrañas.

Este cachorrito de pitbull es una muestra de lo que realmente son, animales extremadamente tiernos, que al ser tratados con amor y proporcionarles mucho cariño y cuidado se vuelven animales sumamente amistosos. ¿Qué opinas de la extrema ternura que muestra este pequeño perrito?

Incluso hay historias en las que esta raza de perros, los pitbull, han salvado a sus dueños. En una de esas ocasiones un pitbull con el nombre de Lefty defendió a su dueño de un malhechor que irrumpió en su hogar para robar, y terminó salvándole la vida sacrificando algo de él. El animal saltó sobre el ladrón cuando este iba a dispararle al hombre y recibió la bala en una de sus patas, que luego hubo que amputar.

Otro pitbull hembra con el nombre de Baby, logró rescatar a sus dueños de su casa en llamas, e incluso rescató a otra mascota asustada llevándola del cuello, pues por lo asustado que estaba ni siquiera salía de debajo de la cama. Rhonda, como se conoce la dueña de Baby, dijo que las llamas salían por el pasillo y que de no ser por la perra que los despertó, nadie hubiese podido salir con vida.

La agresividad de un animal no es natural, si se le inculca ser agresivo y se entrena para atacar, lo serán sin duda alguna. Los perros son como las personas, ellos aprenden lo que les enseñas. Por eso es tan importante el cuidado y el amor que se le da a una mascota. Un perro feliz es sinónimo de ternura y momentos felices en casa.

Mira el vídeo y gánate una sobredosis de ternura con este cachorro de pitbull que es demasiado hermoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *