No deja de ver el móvil mientras su hija suplica atención diciéndole que tiene mucho frío

Los dispositivos inteligentes cada vez adquieren más importancia en nuestra vida, es difícil conocer a alguien que no permanezca todo el día con su teléfono móvil.

Estar en permanente contacto con la familia, los compañeros de trabajo y amigos es uno de los atributos que ofrecen estos dispositivos a través de las aplicaciones de mensajería instantánea que permiten compartir incluso fotos y vídeos.

Además, permiten usar las redes sociales ver contenido y compartirlo mientras se interactúa con personas de cualquier lugar del mundo. Actualmente, hasta nuestros abuelos saben usar un smartphone y es el regalo predilecto de los más pequeños de la casa que quieren estar a la vanguardia de la tecnología.

Pero el uso excesivo del teléfono móvil representa un riesgo, la incidencia de accidentes de tránsito por esta causa no para de crecer.

Es muy común transitar por la calle y ver a las personas caminar mientras miran el móvil, o contemplar como en una reunión de amigos o velada familiar la mayoría está usando su teléfono en lugar de conversar con quien tienen alrededor.

Lo que pasó con esta madre que veía sin cesar la pantalla de su teléfono móvil ha indignado las redes.

Su rostro dio un salto a la fama después de alguien compartiera un vídeo en el que se aprecia cómo ignoraba por completo a su pequeña hija quien le suplicaba atención y le decía que tenía mucho frío.

Se presume que la mujer estaba junto a la pequeña en una sala de espera, la niña ponía todo su esfuerzo para que su madre la viera, pero era en vano.

“Mamá, mamá”, exclamaba, intentaba llamarla, se ponía frente a ella, la tocaba, y de ninguna manera conseguía captar su atención. Hasta que finalmente tras muchos intentos la mujer le pregunta qué le pasa y la niña le explica que tenía mucho frío.

Desde que el vídeo fue compartido la mujer se convirtió en blanco de crueles críticas. Muchos usuarios alegaron que no hay justificación alguna para ser indiferente con su pequeña evadiendo su responsabilidad y compromiso de cuidarla velando por su bienestar siempre en el marco del amor y respeto que deberían tener todas las madres.

La mujer parecía ser ciega y sorda ante las necesidades de su hija que depende solamente de su cuidado. Algunos condenaron a quien grabó el vídeo alegando que debió ocuparse de ofrecerle ayuda a la niña y advertirle a la madre lo que estaba sucediendo.

La mayoría de los padres suele usar durante tiempo prolongado su teléfono móvil en casa y esto según los expertos, puede tener consecuencias negativas en la salud de los niños tales como el síndrome de padre ausente que se define como el abandono emocional que sufren los más pequeños.

Además, supone un mal ejemplo, una referencia equivocada para los niños que a temprana edad querrán tener un teléfono móvil y pasar el día mirando vídeos y contenido inapropiado para copiar el patrón que ve y así compensar el abandono de quien no le ofrece interacción, actividades acordes a su edad que refuercen el aprendizaje y distracciones sanas.

Asimismo, disminuye la confianza en ellos mismos al sentir que sus cuidadores los ignoran porque prefieren centrar su atención en su teléfono móvil. Cuando esto pasa los niños creen que no son tan importantes.

También disminuye la autoestima, afectando su aprendizaje y su personalidad causando problemas en las habilidades sociales, dificultad para relacionarse con los demás porque no ven en casa el vínculo y la interacción de la familia y amigos.

Cuando un niño se siente ignorado o desplazado se enfrenta a emociones que le cuesta mucho comprender y controlar viviendo con angustia e inseguridad que muchas veces se manifiestan en gritos y “berrinches” que comúnmente algunos padres ignoran justificando que son “para llamar la atención” e irónicamente no les prestan esa atención que optan por pedir a gritos.

O en el peor de los casos los niños también son víctimas de gritos y violencia de sus cuidadores que ilógicamente piensan que aun con el mal ejemplo que reciben aprenderán a regular sus emociones.

Es importante crear conciencia sobre esto, las consecuencias que sufre un niño abandonado en la adolescencia y adultez son fatales. ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *